AL ENCUENTRO DE LOS HOMBRES ÁRBOL.

AL ENCUENTRO DE LOS HOMBRES ÁRBOL.

Soy una persona y soy energía. Busco sentirme, vivir de modo integrado pero lo cierto es que mi Camino fluye alegre y cómodo en el sentir energético, en la observación de nuestra realidad sutil, cuando miro el plano humano, la realidad más física….el Camino se estrecha, aparecen piedras bajo mis pies.

Recientemente en dos trabajos con otras personas tuve percepciones que me apetece compartir. Uno de los trabajos era un taller de Constelaciones. En la pausa de la tarde salí al campo y conecté con mi energía, con la del lugar. La Unión fue inmediata con el Sol que lucía en un atardecer espectacular. Me sentía ir hacia él, a la vez lo sentía diciéndome “vuelve con la gente”. No me gustaba sentir esto, me hubiese quedado allí, integrada con la hierba, el viento, el Sol…la realidad física amable con Eva, con Tiuanki ¿cómo me siento con las personas??…me cuesta ir con ellos, lo hago, soy yo, pero siempre me cuesta. Con el Sol no me cuesta ser lo que soy.

Hoy de nuevo hice un desarrollo en otro lugar que me abraza, la playa de Villarrube. Era un desarrollo para mi pero lo compartí con un compañero. Me sentí libre para hacerlo y fluí, conecté conmigo, con los Animales, la Tierra, el Agua, las plantas, el Aire….pero no podía mirar a aquella persona ni acercarme. Al final de lo que llegó para mi me giré hacia un árbol y le dije “hermano árbol…¿por qué me cuesta ir hacia las personas?”. Él respondió “porque no los miras como a mi”….igual que las palabras del Sol también las del árbol me fastidiaban un poco pero pensé “quizá puedo mirar”. Lo pensé pero mi cuerpo y mi orientación no variaban, justo en ese momento mi compañero comenzó a tocar el tambor. Eso me calmó y lo pude mirar, incluso acercarme, el miedo que me apartaba se iba con el tambor, después pude ser yo también con esa persona, me sentí como me siento cuando estoy con un árbol, con el Viento. Tomé entonces mi tambor, la voz se abrió, las manos se movieron, dando paso a lo que llegaba para él. Me sentí bien, sentí como estar con el Hermano Árbol.

Hombres Árbol, humanos caminando en fusión con la Naturaleza, en crecimiento constante hacia la Luz gracias a un Corazón transparente….no abundan pero si miramos ahí estamos, que bueno encontrarnos.

Comparte

EvaTiuanki

Posts Relacionados

ESCRIBIENTE 141

ESCRIBIENTE 141

MATERIALIZAR….CIELO EN LA TIERRA.

MATERIALIZAR….CIELO EN LA TIERRA.

Constel….Arte, trabajo de Amor.

Constel….Arte, trabajo de Amor.

La fuerza del discernimiento

La fuerza del discernimiento

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *